Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


> 



mm4 



Ev 




^U^ Año A 

Segundo trimestre 

Lección 8 



Perdonado para siempre 



ADORACIÓN 



Demos gracias a Dios por su amor. 



Versículo para memorísar 

"Al que disimula el pecado, no le irá bien; pero el que lo confiesa y lo deja, será perdonado" 
(Proverbios 28:1 3). 

Textos clave y referencias 

Esdras 9-10:1 7; Profetas y reyes, págs. 455-463; historia en el folleto del alumno. 

Objetivos 
Los alumnos: 

Sabrán que Dios se alegra cuando recordamos lo mucho que nos ama. 
Sentirán que pueden acudir a Dios siempre, confesar sus errores y aceptar su perdón. 
Responderán confesando sus pecados a Dios y alabándolo por su perdón. 

Mensaje 




>^ Parte de la adoración a Dios es la confesión de nuestros 
^^n^ _ pecados y la alabanza por su perdón. 



Breve introducción o lo lección 



Después de regresar del exilio, los israelitas eli- 
gieron hacerse amigos de los pueblos que los ro- 
deaban y que no adoraban a Dios. Como 
consecuencia de esa elección, comenzaron a 
comportarse de la misma forma que la gente 
que no amaba a Dios. Se casaron con esas per- 
sonas y dejaron de observar el santo sábado. 
Cuando los israelitas se dieron cuenta que ha- 



bían pecado, se volvieron a Dios, confesaron sus 
pecados y adoraron nuevamente a Dios. 

Esta es una lección acerca de la adoración 

No podemos adorar completamente a Dios 
a menos que incluyamos la confesión como 
parte de nuestra adoración. Una vez que hemos 
confesado nuestros pecados y aceptado el per- 



64 



f^g^tf 




Programa 



Sección 



Minutos 



Actividades 



Materiales necesarios 



Bienvenida Permanente Recibir a los alumnos a la entrada. 

Escuchar sus problemas o motivos 
de gozo 



Actividades 10 -15 
preliminares 



A. Rasurado al ras 



B. Tentadores 



Globos, agua, crema de afeitar, na- 
vaja o cuchillo de cocina, capa de 
peluquería o cubierta de plástico 

Fotografía o lámina de los guardias 
de Buckingham, plumero, hojas de 
palma, plumas, hojas de helécho u 
otros artículos que puedan hacer 
cosquillas, cordones o cintas 



^^ Oración y 
^^ alabanza'^ 



15-20 Verpág. 70 



^jk Lección 



bíblica 



15-20 Introducción de la historia bíblica 

Personalización de la lección 
Exploración bíblica 



Tres copias del libreto ''Los mucha- 
chos de la Red" (pág. 71) 

Biblias 

Biblias, pizarrón y tiza o pizarra me- 
tálica, materiales para escribir 



©Aplicando 10 -15 

la lección 



Un pacto 



Para cada alumno: pares de tiras de 
fieltro u otros lazos suaves de 1,5 x 
30 cm, libros, rompecabezas, jue- 
gos, tijeras 



glk Compartiendo 1 o - 1 5 Lo siento 



la lección 



Papel, lápices, sobres (opcional: se- 
llos postales) 



*En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto. 



don de Dios dado gratuitannente a través de 
Cristo, pódennos adorarlo en fornna connpleta, 
libre y gozosa. 

PARA EL MAESTRO 

"Con infinita paciencia y tacto, y con una 
cuidadosa consideración de los derechos y bie- 
nestar de todos los afectados, Esdras y sus aso- 
ciados procuraron conducir por el cannino 
correcto a los penitentes de Israel" (Profetas y 
reyes, pág. 458). 



"Los nnotivos de Esdras eran elevados y san- 
tos; en todo lo que hacía era innpulsado por un 
profundo annor hacia las alnnas. La connpasión y 
la ternura que revelaba hacia los que habían 
pecado, fuese voluntariannente o por ignoran- 
cia, debe ser una lección objetiva para todos los 
que procuran realizar refornnas. Los siervos de 
Dios deben ser tan firnnes conno una roca en lo 
que se refiere a los principios correctos; y con 
todo han de nnanifestar sinnpatía y tolerancia" 
(Ibíd., pág. 449). 



65 



LbC:CION8 



i^ 



Desarrollo del programa 



BIENVENIDA 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta de entrada. Pregúnteles cómo han pasado la semana, 
qué buenas cosas les han pasado o qué problemas han enfrentado. Pregúnteles si alguno adpató un 
salmo de alabanza que le gustaría mostrar a la clase. Pídales que lean sus salmos en la sección de 
"Oración y alabanza"; copíelos para el boletín del departamento. 

Pida a sus alumnos que sigan las instrucciones escritas en el pizarrón (si hay alguna) y que estén lis- 
tos para participar en la actividad preliminar que usted haya seleccionado. 



o 



Actividades preliminares 



Elija la actividad o actividades que sean más apropiadas para su situación. 



A. RASURADO AL RAS 

Si es posible que cada alumno traiga una maceta con una planta que hayan 
cuidado durante algún tiempo en casa. Se les da la oportunidad a los alumnos 
para que cuenten qué cuidados les prodigaron a sus plantas para que crezcan 
bien. (Sacarle malezas con cuidado, regarlas, ponerles abono, que reciban sol o 
estén a la sombra). Si esto no es posible, llevamos una planta nuestra y dialoga- 
mos desde el frente explicando todo lo que se necesita para lograr que una 
planta esté lozana. 

Para reflexionar: 

Pregunte: Si la planta fueran ustedes y las malezas sus pecados, 
¿qué nos enseña el cuidado que otorgamos a las plantas con respecto a la forma 
como Dios trata con nuestros pecados? (Él nos trata con ternura y bondad y además está 

dispuesto a perdonarnos cuando le confesamos nuestros pecados.) ¿En qué forma este ejerci- 
cio es similar a la forma como debemos tratar a nuestros amigos? (Si nos cuentan de 
algo muy malo que han hecho o si tenemos que decirles que están equivocados con respecto a 
algo que han hecho, debemos hacerlo con ternura y bondad.) 



Necesita: 


• maceta 


conplanta 


• malezas 


• agua 


• abono 



PARTE DE LA ADORACIÓN A DIOS ES LA CONFESIÓN DE NUESTROS 
PECADOS y LA ALABANZA POR SU PERDÓN. 



66 



Lfcc:c:ioN H\ 



B. TENTADORES 

Diga a sus alumnos: En Inglaterra, el guardia del rey debe estar de pie 
en su puesto mientras centenares de personas pasan frente a él. No 
debe permitir que nada ni nadie lo distraiga de su trabajo. No puede 
hablar y ni siquiera sonreír. La gente hace toda clase de cosas para 
hacerlo reaccionar: lo molestan, le cuentan chistes y le silban. Pero los 
guardias deben permanecer inmóviles y hacer su trabajo. ¿Piensan 
que podrían hacer eso? (Escuche las respuestas.) Ahora tendrán oportuni- 
dad de probarlo. 

Forme grupos de tres alumnos. Ate las manos de un alumno por la espalda. 
Los otros dos miembros del equipo deben hacer todo lo posible por hacer que la 
persona atada de las manos hable, se ría o sonría. Pueden decirle chistes o bro- 
mas, cantarle canciones o hacerles cosquillas con un plumero, hojas de palma, 
plumas, etc. La persona que está atada debe hacer todo lo posible por no reaccionar. Conceda 
dos minutos. 



Necesita: 

• cordones 

• plumero u 
hojas de 
palma o 
plumas u 
hojas ver- 
des 



Para reflexionar: 

Pregunte: ¿Cómo se sintieron al estar atados y no reaccionar? (Frustrados, divertidos, 
fue difícil, imposible.) ¿Qué sintieron al tratar de hacer reaccionar a la persona? 
(Divertido, desafiados.) ¿Cómo piensan que se siente Dios cuando nos pide que confese- 
mos nuestros pecados y no lo hacemos? (Frustrado, triste.) 

PARTE DE LA ADORACIÓN A DIOS ES LA CONFESIÓN DE NUESTROS 
PECADOS y LA ALABANZA POR SU PERDÓN. 



o 



Lección bíblica 



INTRODUCCIÓN DE LA HISTORIA 



''Los muchachos de la Red'' 

Vea el libreto "Los muchachos de 
la Red" para la lección n° 8, en la pá- 
gina 71 . 



Necesita: 

• tres copias 
del libreto 



Para reflexionar: 
Diga: La historia de Darren se parece un 
poco a lo que estudiaremos en la lección 
esta semana. Los judíos obraron mal, pero 
se volvieron a Dios y le pidieron perdón. Y 
por supuesto. Dios estuvo dispuesto a per- 
sonarlos. Jesús ya había, para entonces, 
estado de acuerdo en que moriría algún 
día por esos pecados. 

PARTE DE LA ADORACIÓN A DIOS 

ES LA CONFESIÓN DE NUESTROS 

PECADOS y LA ALABANZA 

POR SU PERDÓN. 



Necesita: 

• Biblias 



PERSONALIZACIÓN DE LA HISTORIA 

Pida a algunos de sus alumnos que vo- 
luntariamente tomen su tumo para leer en voz 
alta Esdras 9:1 al 15, primera parte. A 
través de la lectura intercale las si- 
guientes preguntas: 

Después de los versículos 1 al 5, pri- 
mera parte, diga: Cuando Esdras es- 
cuchó acerca de los pecados de la 
gente, rasgó sus vestidos y se arrancó los 
cabellos. (Es una forma de expresar dolor o an- 
gustia en el Oriente Medio.) ¿Cómo expresa 
la gente de hoy su dolor o molestia? Por 
ejemplo, tu papá o tu mamá, tus maes- 
tros, el director de tu escuela, el presi- 
dente de tu país, o el primer ministro. 

Pida a varios alumnos que lean desde la se- 
gunda parte del versículo 5, hasta el versículo 15. 

Diga: Esta es la oración de Esdras en fa- 
vor del pueblo. Notemos que hay tres sec- 



67 



LbC:CION8 



i^ 



dones en esta oración. ¿Puede alguien de- 
cirme cuáles son? (Espere las respuestas.) 

Diga: La sección número uno incluye 
desde la segunda parte del versículo 5, 
hasta el versículo 9 y vuelve a contar la 
historia de la gente. La sección dos in- 
cluye los versículos 10 al 12 y vuelve a 
contar lo que Dios les dijo que hicieran. 
Los versículos 13 al 15 forman la sección 3 
y en ella se admite la culpa de la gente y 
se expresa alabanza a Dios. 

Diga: Pensemos un poco en nuestro 
país. Si alguno de nuestros dirigentes 
fuera a orar en relación con el pecado del 
pueblo. ¿Qué diría? Vamos a dividirnos en 
tres grupos para crear juntos una oración 
a Dios siguiendo este patrón. Asigne a cada 
grupo una sección de esta oración. Conceda 
entre cinco a seis minutos y entonces pida a 
cada grupo que presente su porción ante la 
clase. 

Si todavía cuenta con un poco de tiempo, 
pida a sus alumnos que continúen leyendo la 
historia. Si no es así, cuente rápidamente el resto 
de la historia (en el capítulo 10) y dirija a sus 
alumnos las siguientes preguntas. 

Pida a sus alumnos que lean Esdras 10:1 al 6. 

Pregunte: ¿Piensan que la orden de des- 
pedir a las esposas e hijos era muy dura? 
(Sí, ¿a dónde irían? Los hijos ya no podrían ver 
más a sus padres. No, Dios tenía que mostrarle a 
los israelitas que iba a cumplir lo que había 
dicho. Fue por su desobediencia que muchas 
personas inocentes [como las esposas y los hijos] 
experimentarían el dolor de la separación y el 
abandono.) ¿Por qué Esdras dejó de comer 
y de beber? (Era otra manera de expresar su 
dolor y frustración.) 

Diga: Lo que Esdras hizo recibe el nom- 
bre de ayuno. 

Pida a sus alumnos que lean Esdras 10:7 al 12. 

Pregunte: ¿Por qué piensan que habría 
un castigo por no venir a la asamblea? 
(Para mostrar lo serio que era.) ¿No era sufi- 
ciente la confesión de Esdras? (La persona 
debe tener una relación individual con Dios. 
Debían pedir perdón ellos mismos.) ¿Por qué 
era importante para la gente confesar sus 
pecados por sí mismos? (No siempre estaría 
Esdras entre ellos y necesitaban establecer una 
relación personal con Dios.) 



Pida a sus alumnos que lean Esdras 1 0:1 3 al 1 7. 

Diga: El pueblo hizo una petición espe- 
cífica acerca de la lluvia. ¿Qué nos dice de 
Dios la forma como él manejó esta peti- 
ción? (Aunque es firme en lo que requiere, es 
también compasivo. Dios no deseaba que la 
gente estuviera incómoda con la lluvia. También 
desea que las cosas sean hechas con el debido 
orden. Enviar a la gente a sus casas era una 
forma más eficiente de manejar ese asunto de 
sus pecados.) 

Para reflexionar: 

Pregunte: A partir de nuestro estudio de 
la historia de Esdras, ¿qué cosas apren- 
diste acerca de la importancia de la confe- 
sión en la adoración? Acepte todas las 
respuestas. 

Digan: 

PARTE DE LA ADORACIÓN A DIOS 

ES LA CONFESIÓN DE NUESTROS 

PECADOS y LA ALABANZA 

POR SU PERDÓN. 



EXPLORACIÓN BÍBLICA 

Diga a sus alumnos: Veamos a 
otros personajes bíblicos y la 
forma como expresaron su dolor 
o angustia rasgando sus vestidos 
y arrancándose el cabello. Anote 
en el pizarrón las palabras: Texto, 
Persona, Razón, como títulos en tres 
columnas (véase la ilustración en la página 70). 
Después de que haya escrito los textos en la pri 
mera columna, pida a sus alumnos que rápi- 
damente los encuentren en su Biblia y pasen al 
pizarrón a llenar las columnas. 

Pregunte: ¿Qué sucede generalmente 
después de que un dirigente expresa de 
esta manera su dolor por algún grupo de 
personas? (El sacerdote ora, confiesa los peca- 
dos de las personas y pide perdón.) 

Digan: 

PARTE DE LA ADORACIÓN A DIOS 

ES LA CONFESIÓN DE NUESTROS 

PECADOS y LA ALABANZA 

POR SU PERDÓN. 



Necesita: 

• Biblias 

• pizarrón y 
tiza 



66 



^ 



l^c:c:k)n 8\ 







Aplicando la lección 



UN PACTO 

Pregunte: ¿Qué es un pacto? 

(Espere las respuestas.) Veamos si 
lo siguiente nos puede ayudar a 
entender lo que es un pacto. 

Coloque por toda el aula varios li- 
bros, rompecabezas o juegos. Pida a 
sus alumnos que busquen un compa- 
ñero y se coloquen uno al lado del 
otro. Usando las tiras de fieltro o ata- 
duras suaves, ate a cada par de alum- 
nos, por la parte interior de las muñecas. Pídales 
que alcen las manos que tienen unidas en señal 
de juramento o promesa. Guíelos al decir uno al 
otro: "Prometo y hago el pacto de estar con- 
tigo". Anime a cada par a elegir una actividad 
usando esos libros, rompecabezas y juegos es- 
parcidos por el aula. Pídales que traten de hacer 
alguna de esas actividades juntos durante cuatro 
o cinco minutos, experimentando sus "relacio- 
nes de pacto". 



Necesita: 


• libros 


• rompecabe- 


zas jue- 


gos 


• tiras de fiel- 


tro tela 


• tijeras 



Para reflexionar: 

Pregunte: ¿Cómo se sintieron ai formar 
pareja con otra persona? ¿En qué se parece 
el liecho de estar atado a otra persona, a 
tener un pacto con otro? Conceda tiempo para 
que sus alumnos respondan, entonces desátelos. 

Diga: Las personas en esta ¡listona hi- 
cieron una promesa o pacto con Dios, de 
quedarse junto a él y solamente hacer 
cosas que él deseaba que hicieran. 

Pregunte: ¿Qué tipo de pactos con Dios 
te gustaría hacer hoy? Corte a lo largo cada 
tira de fieltro para tener dos y dé una parte a 
cada alumno en la pareja. 

Diga: Lleva esta tira a casa como un re- 
cordativo del pacto que Dios ha hecho 
con nosotros. Dios ha hecho con nosotros 
el pacto de perdonar nuestros pecados si 
se los confesamos. 

PARTE DE LA ADORACIÓN A DIOS 

ES LA CONFESIÓN DE NUESTROS 

PECADOS y LA ALABANZA 

POR SU PERDÓN. 



o 



Compartiendo la lección 



Necesita: 

• papel 

• lápices 

• sobres 



LO SIENTO' 

Diga: Hay ocasiones cuando 
cometemos errores. Dios re- 
quiere que busquemos el per- 
dón de tres personas: De Dios, 
de la persona a quien hemos 
ofendido y de nosotros mismos. 
Distribuya papel y lápiz entre sus 
alumnos. 

Diga: Cada uno de nosotros escribire- 
mos una carta a alguien a quien hemos 
ofendido, pidiendo su perdón. (Los adultos 
deben participar también en esta actividad, sin 
dejar de supervisar a los alumnos.) Hasta 
vamos a proporcionar el sobre. (Si le es po- 
sible, su Escuela Sabática puede proporcionar 
también el sello postal.) 

Cuando todos hayan terminado sus cartas y 
las hayan colocado dentro de los sobres, pida a 
sus alumnos que se arrodillen, cada uno soste- 



niendo su sobre y eleven una oración. Pida al 
Espíritu Santo que impresione a los destinatarios 
de esas cartas para aceptar la confesión en el es- 
píritu en el que se envía. Ore también para que 
los alumnos estén convencidos en lo profundo 
de su corazón, que Dios ha borrado, en su 
banco de memorias, todo rastro de ese pecado. 
Diga: Cuando confesamos nuestros pe- 
cados y pedimos su perdón. Dios no los va 
a recordar más. 

PARTE DE LA ADORACIÓN A DIOS 

ES LA CONFESIÓN DE NUESTROS 

PECADOS y LA ALABANZA 

POR SU PERDÓN. 

Los seres humanos no están siempre 
tan dispuestos a perdonar, pero si hemos 
hecho algo malo a alguien, necesitamos 
pedirle perdón. 



69 



LbC:CION8 



i^ 



Oración y alabania 



# 



COMPAÑERISMO 

Resuma los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alumnos, según lo han ex- 
presado al entrar (y si es apropiado). Si sus alumnos lo permiten, cuente acerca de uno o 
dos aspectos especiales con respecto al estudio de la Biblia llevado a cabo por ellos durante 
la semana. Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales o logros de sus alumnos. Dé 
una bienvenida calurosa a todos los visitantes al presentarlos a la clase. 

CANTOS SUCERENTES 

"Es por su gracia" (canto conocido). 

"¿Quieres ser salvo de toda maldad?" (Himnario adventista, n° 290). 

"Con gozo canto al Señor" (Himnario adventista, n° 322). 

MISIONES 

Use Misión niños, u otro informe misionero disponible 

OFRENDA 

Diga a sus alumnos: Se puede adorar a Dios de diferentes maneras. Cuando 
elegimos compartir con los demás las cosas que tenemos, estamos adorando a 
Dios. 

ORACIÓN 

Diga: Dios nos pide que le confesemos nuestros pecados. Esto significa que no 
solamente debemos decir ''perdona nuestros pecados", sino ser más específicos 
y pedirle a Dios perdón por situaciones específicas en las que hemos sido rudos 
o egoístas. Entonces tenemos que creer que Dios nos perdona y elimina nues- 
tros pecados a causa del sacrificio de Cristo en la cruz. Continúe añadiendo peticio- 
nes a la lista de oración. 

*En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto. 



Texto 


Persona 


Razón 


Génesis 37:29 


Rubén 


Los hermanos vendieron a José. 


Génesis 37:34 


Jacob 


Los hijos le dijeron que José había muerto. 


Josué 7:4-6 


Josué 


Los israelitas perdieron una batalla porque Dios no 
estaba con ellos. 


Ester 3:1 3; 4:1 


Mardoqueo 


Iban a matar a todos los judíos. 


Job 1:18-20 


Job 


Murieron todos sus hijos. 


Mateo 26:65 


Sumo sacerdote 


Dijo que Jesús había blasfemado (Explique que eso 
no era normal, porque el sumo sacerdote tenía 
prohibido por ley rasgar sus vestiduras, véase Levítico 
21:10.) 


Nehemíasl 3:23-25, 30 


Nehemías 


Explique que Nehemías enfrentaba el mismo pro- 
blema que Esdras, pero lo manejó en forma diferente 
porque tenia un propósito diferente. Esdras deshizo 
los matrimonios entre judíos y otras naciones. 
Nehemías estaba tratando de prevenir que sucediera 
nuevamente. 



70 



^ 



l^c:c:k)n 8\ 





LIBRETO "LOS MUCHACHOS DE LA RED" 




(Para la lección n° 8) 


Iván: 


¡Hola, hola, hola! 


Tendal: 


Qué lástima, Darren. ¿Qué su- 
cedió? 


Tendal: 


Suenas muy contento, Iván. 










Darren: 


Hice algo malo... Añadí algunas 


Iván: 


Lo estoy. Conseguí un trabajo 




horas que realmente no había 




donde mi madre trabaja. 




trabajado. 


Darren: 


Iván, esas son muy buenas noti- 


Iván: 


Darren, suena como si estuvie- 




cias. 




ras muy triste por lo que hi- 
ciste. 


Tendal: 


Yo todavía estoy buscando otro 








trabajo. ¿Qué haces en ese tra- 


Darren: 


Iván... lo estoy. Hasta tuve que 




bajo, Iván? 




pagar todo el dinero. 


Iván: 


No es muy emocionante, pero 


Tendal: 


Eso está bien, Darren. Espero 




voy a relacionarme con las per- 




que el jefe sepa que estás arre- 




sonas. Voy a sacar la basura de 




pentido. 




todas las oficinas. ¡Y ME VAN A 








PAGAR! 


Darren: 


Sí lo sabe. Ayer lo vi y me dijo 
que me daría otra oportunidad. 


Tendal: 


¿Qué no tenías un trabajo. 








Darren? 


Iván: 


¿Así que te perdonó? ¡Qué 
bueno, Darren! 


Darren: 


Oh, sí. Tenía un trabajo... pero. 








bueno... lo perdí. 


Darren: 


Lo sé. Estoy contento que no 
está contra mí. 



CLAUSURA 

Diga a sus alumnos: Al estudiar esta se- 
mana tu lección, recuerda que Dios se ale- 
gra cuando recordamos lo mucho que nos 
ama. Siempre puedes acudir a Dios, con- 
fesar tus errores, aceptar su perdón y ala- 
barlo por ello. Todo esto es parte de la 
adoración que le debemos. Guíe a sus alum- 
nos en una oración de consagración. 



71